23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios,