7 Pasados algunos días, secóse el arroyo; porque no había llovido sobre la tierra.