30 Ungirás también á Aarón y á sus hijos, y los consagrarás para que sean mis sacerdotes.