33 Y llamólo Seba: por cuya causa el nombre de aquella ciudad es Beer-seba hasta este día.