25 ¿A qué pues me haréis semejante, ó seré asimilado? dice el Santo.