22 Y dísteles esta tierra, de la cual juraste á sus padres que se la darías, tierra que mana leche y miel: