8 Y tomaba una teja para rascarse con ella, y estaba sentado en medio de ceniza.