18 Y cuando en la carne, en su piel, hubiere apostema, y se sanare,