35 Y luego fueron abiertos sus oídos, y fué desatada la ligadura de su lengua, y hablaba bien.