10 Y las dieron para el campo del alfarero, como me ordenó el Señor.