147 Anticipéme al alba, y clamé: Esperé en tu palabra.