14 El Señor
mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos.