48 Entonces el mundo entero verá que yo, el Señor
, prendí este fuego, que no se apagará’”».