5 Sí, tu sabiduría te hizo muy rico,
y tus riquezas muy orgulloso.