19 ¡Oh Señor
, no te quedes lejos!
Tú eres mi fuerza, ¡ven pronto en mi auxilio!