13 Y cuando lo liberes, no lo despidas con las manos vacías.