26 Y si dijere: No me agradas: aquí estoy, haga de mí lo que bien le pareciere.