21 Bien que yo fuese íntegro, no conozco mi alma: Reprocharé mi vida.