22 Una cosa resta que yo diga: Al perfecto y al impío él los consume.