23 Si azote mata de presto, RĂ­ese de la prueba de los inocentes.