24 Y ya el barco estaba en medio de la mar, atormentado de las ondas; porque el viento era contrario.