23 Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me ha de entregar.