3 Mejor es la tristeza que la risa, porque cuando el rostro está triste el corazón puede estar contento.