25 El alma generosa será prosperada, y el que riega será también regado.