8 Y cada tarde, cuando encienda las lámparas, también quemará incienso en presencia del Señor
. Este acto deberá realizarse de generación en generación.