11 Así que Pablo se quedó allí un año y medio enseñando la palabra de Dios.