32 Sin embargo, si tienes algo que decir, adelante,
habla, porque deseo verte justificado;