25 Luego Josué le dijo a Acán: «¿Por qué nos has traído esta desgracia? Ahora el Señor
te traerá desgracia a ti». Entonces todos los israelitas apedrearon a Acán y a su familia, y quemaron los cuerpos.