22 »Si alguien le dedica al Señor
algún campo que haya comprado, pero que no es parte de su propiedad familiar,