16 Así que Jesús muchas veces se alejaba al desierto para orar.