10 Entonces Moisés escuchó los lloriqueos de las familias a la entrada de sus carpas y el Señor
se enfureció. Moisés también estaba muy molesto,