18 Ni su plata ni su oro los salvará
en el día de la ira del Señor
.
Pues toda la tierra será devorada
por el fuego de su celo.
Él dará un final aterrador
a toda la gente de la tierra.