25 Eso sí, retengan con firmeza lo que ya tienen, hasta que yo venga.