11 Los ancianos y todos los que estaban en la puerta respondieron:—Somos testigos.»¡Que el SEÑOR haga que la mujer que va a formar parte de tu hogar sea como Raquel y Lea, quienes juntas edificaron el pueblo de Israel!»¡Que seas un hombre ilustre en Efrata, y que adquieras renombre en Belén!