4 Una ley nos prescribió Moisés, una herencia para la asamblea de Jacob.