12 He aquí, estos son los impíos, y, siempre desahogados, han aumentado sus riquezas.