15 Tú también cuídate de él, pues se opone vigorosamente a nuestra enseñanza.