21 No te espantes de ellos, porque el SEÑOR tu Dios está en medio de ti, Dios grande y temible.