35 y lo depositaban a los pies de los apóstoles, y se distribuía a cada uno según su necesidad.