22 Y el rey estaba sentado en la casa de invierno (era el mes noveno), y había un brasero encendido delante de él.