25 Entonces algunos de Jerusalén decían: ¿No es éste al que procuran matar?