36 Necio, lo que tú siembras no se vivifica, si no muriere antes