23 retengamos firme la profesión de nuestra esperanza, que fiel es el que prometió