31 Tomó doce piedras, una para representar a cada tribu de Israel