11 «Destruí algunas de sus ciudades,
así como destruí
Sodoma y Gomorra.
Ustedes que sobrevivieron
parecían tizones rescatados del fuego;
pero aun así, no se volvieron a mí
—dice el Señor
—.