2 Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra.