13 Si escuchas los mandatos del Señor
tu Dios que te entrego hoy y los obedeces cuidadosamente, el Señor
te pondrá a la cabeza y no en la cola, y siempre estarás en la cima, nunca por debajo.