7 La extorsión vuelve necio al sabio,
y el soborno corrompe el corazón.