9 Después el Señor
dijo:
—He visto lo terco y rebelde que es este pueblo.