15 »”Esto dice el Señor
Soberano: cuando Asiria descendió a la tumba,
hice que los manantiales profundos se lamentaran. Detuve el curso de sus ríos y sequé su abundante agua. Vestí de negro el Líbano e hice que se marchitaran los árboles del campo.